CÓMO ENFRENTAR LA INSEGURIDAD

CÓMO ENFRENTAR LA INSEGURIDAD

¿Te has sentido inseguro/a alguna vez? Lo más probable es que la respuesta sea un sí y es algo normal que nos sucede a todos/as, pero, ¿esa inseguridad te bloquea, merma tu iniciativa a la hora de enfrentar situaciones y retos nuevos? Si es así, podrás encontrar en estas líneas algunas pautas para afrontar esa sensación de inseguridad. 

De entrada quiero proponerte que te imagines en una situación social: por ejemplo, cuando llegas a la inauguración de un nuevo local en tu ciudad y te encuentras rodeado/a de personas que no conoces.

¿Cómo te sientes?, ¿cómo vives esta situación? Puede ser que la vivas de forma muy incómoda o que te resulte una situación fácil.

Si cualquier situación social te resulta incómoda…

Si sientes inseguridad en  alguna faceta de tu vida…

Si notas que tienes una baja confianza a la hora de abordar ciertas acciones…

Si te comparas con los demás y te sientes inferior…

Vamos a ir por pasos entonces…

 

Qué es la inseguridad 

La mayor parte de las personas vivimos momentos en nuestras vidas en los que nos podemos sentir en menor o mayor medida inseguros. Es difícil que una persona en todos los ambientes y situaciones a lo largo de su vida pueda sentirse cien por cien seguro/a.

La persona con inseguridad no tiene confianza en su propia valía y habilidades. No cree en él/ella mismo/a. Normalmente, un individuo con inseguridad suele tener baja autoestima, aunque, ser inseguro no significa no sentirse estable o cómodo en ninguna situación. La inseguridad se puede circunscribir a un área de nuestra vida y sentirnos seguros en las demás.

Es muy común que la inseguridad aparezca en las relaciones sociales, en el miedo a perder la pareja o una amistad concreta, pero una persona insegura puede mostrarse preocupada por otras cosas, como por ejemplo, su desempeño laboral.

 

Cómo saber si tienes un problema de inseguridad

Características básicas de las personas inseguras:

  • Comportamientos habituales: dudas frecuentes, no entregar trabajos o informes por creer que no son suficientemente buenos, dudar de la pareja por creer que no le quiere suficiente, necesitar interminables pruebas de la pareja que le demuestren su amor…
  • Confiar más en la opinión de los demás que en la de uno mismo. La persona insegura, suele depositar más confianza o valor en la opinión de los demás que en si misma, por lo que cuando una persona le valore mucho se sentirá muy bien pero cuando siente que es objeto de la crítica o el rechazo por parte de otra persona, aunque no la conozca, se sentirá muy mal. Se trata en definitiva de la tendencia a poner en manos de otros la valoración de lo que valemos, de nuestra autoestima.
  • Pensar que hay un criterio único para valorar las conductas, ideas… Es necesario tener en cuenta, que cada persona es diferente al resto de personas, por ser diferente tiene diferentes opiniones y diferentes gustos. Nuestra forma de actuar, nuestro aspecto, nuestra forma de pensar…. Por todo ello es imposible que agrade a todo el mundo por igual.

Y otras tantas más como:

  • Sentimiento de vulnerabilidad o sentirse amenazado por otras personas.
  • Enfados constantes.
  • Celos y envidias de los demás.
  • Estar a la defensiva y ser muy susceptible a las críticas.

 

Las preocupaciones más habituales de una persona insegura son:

  • Sentirse poco atractivo en general. Tiene creencias negativas sobre sí misma. Se cree, por ejemplo que es demasiado aburrido o nervioso o se preocupa por el efecto que puede tener en cómo le ven los demás su peso o alguna característica física.
  • Cada interacción social sirve para medir las habilidades sociales y aceptación de los demás.
  • Creer que un error social marca para siempre y en cualquier relación. Por eso, evitan cometer nuevos errores.
  • Sentir que tienen que agradar a todo el mundo. Falta de asertividad.
  • Creer que tienes que cumplir a nivel social en todas las ocasiones y en todo momento.

 

¿Por qué una persona puede tener poca seguridad en su vida?

  • Autoestima baja.
  • Exigencia excesiva en la infancia.
  • Vivencias traumáticas.
  • Personalidad dependiente.
  • Pérdida importante: pareja, trabajo, etc.
  • Autoimagen negativa.

 

Consecuencias negativas de la inseguridad

Aquella persona que tiende a buscar la aprobación de los demás para sentirse valorada, tiene una alta probabilidad de vivir en una especie de montaña rusa. Cuando se encuentre con persones más afines a ella se sentirá pletórica, pero no podrá evitar cruzarse en la calle, escuela, trabajo, familia, barrio, etc… con personas que por pensar muy diferente a ella seguramente no van a aprobar algunas de las cosas que piensa, dice o hace y por lo tanto si depende también de ello para sentirse válida posiblemente se va a sentir mal.

 

¿Cómo enfrentar la inseguridad con psicoterapia?

Es importante indagar en la historia personal, que como comentábamos antes, puede venir cargada de autoexigencia, de algún trauma, de estilos dependientes en la  interrelación con los demás, etc…

Por un lado el trabajo psicoterapéutico se centrará en fortalecer la autoestima, y por otro, en cambios de aquellos pensamientos poco ajustados a la realidad que pueden llevar a la persona a explicarse la realidad de forma poco objetiva y distorsionada. Se puede complementar en caso de ser necesario, ayudando a la persona a mejorar su habilidad para solucionar los problemas o con sus habilidades sociales o asertivas. Cuantos más recursos personales desarrollemos, más seguros y confiados nos sentiremos.

 

Cada vez que enfrentamos un miedo o nos abrimos a vivir situaciones nuevas venciendo la inseguridad, nuestra autoestima crece y el mensaje que nos enviamos a nosotros/as mismos/as es positivo independientemente del resultado.

 

Blanca López de Etxazarreta. Psicóloga Transpersonal.